La artroplastia de hombro invertida es una muy buena opción para el tratamiento a las fracturas complejas de humero proximal especialmente en los pacientes más mayores donde la calidad ósea no permite realizar una fijación de los fragmentos de forma estable o segura.

Facilita un retorno precoz a las actividades básicas (2 semanas) y permite conseguir un resultado más predecible que otros tratamientos alternativos, controlando el dolor y recuperando la función del brazo.

Para conseguir un buen manejo del brazo en el aire es fundamental conseguir que las tuberosidades (el anclaje de los tendones del hombro) se peguen a la prótesis con el paso del tiempo. Para lograrlo se requiere de un manejo y una sutura meticulosa de los fragmentos “sueltos” así como del desarrollo de una buena técnica quirúrgica.

Interesante artículo relacionado con el tema: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1058274618306244#f0015

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies